miércoles, 30 de enero de 2013

EL HINDOSTAN: Preparando un viaje al norte de India

Aviso: Este post podría convertirse en interminable. Voy a intentar que no sea así.

India. Ese país donde conviven o, más bien, sobreviven la mayoría de los más de 1.200 millones de habitantes. Es el país con más densidad de población del mundo y se calcula que en menos de 10 años será el más poblado del mundo, superando a China pero con un tercio de su extensión. 

Sólo leyendo esto ya te viene una cierta sensación de agobio. No te preocupes, en cuanto entras al metro de New Delhi o paseas por las callejuelas de Varanasi esta leve sensación se convierte en auténtica claustrofobia. No pretendo transmitir decepción por nuestro viaje a India. Todo lo contrario. Todas las situaciones que, a priori, parecen negativas, son las que recordamos con más cariño. Pero también creo que es justo avisar con objetividad de todo lo que puedes encontrarte una vez llegas al país.

 

Pero empezemos por el principio. Para llegar a India, la mayoría de países necesitan tramitar el visado desde el país de origen. Las únicas excepciónes para países hispanoamericanos serían Argentina y Uruguay, que pueden tramitarlo directamente a la llegada y sin ningún cargo por ello.

India es tan grande que necesitamos definir la zona a visitar. La mayoría del turismo se centra en la ruta del Rajasthan. Una minoría decide descubrir el sur, que dicen, tiene los lugares más bonitos del país. Nosotros decidimos irnos al norte, a las provincias de Rajasthan, Uttar Pradesh y Madhya Pradesh. Nuestra ruta es, aproxiamdamente la siguiente:


En 20 días, esta ruta encaja bien. Eso sí, no puedes permitirte quedarte mucho tiempo en cada lugar y esto puede ser agotador. Si eres como nosotros, te gusta la actividad y moverte rápido, esta es tu ruta.
India es uno de los países más económicos para viajar de manera independiente. Eso sí, tenéis que estar preparados para el regateo. Sino, pagaréis hasta 20 veces más. Os dejo algunos datos útiles:

- Alojamiento en habitación doble con baño privado. Algo básico y limpio pero sin lujos desde 300 INR (6 USD) y unos 800 INR (16 USD) para habitaciones con TV y algo mejor acondicionadas. A tener en cuentra que en lugares como Delhi, Agra o Varanasi sube bastante el precio.

- Comida local por 100 INR (2 USD).

- Traslados. Las formas más económicas de viajar son el tren y el bus. No hay problema para conseguir plazas de bus. A la llegada al destino es muy sencillo encontrar multitud de agencias donde sacar vuestro próximo billete de bus. Los precios, aunque baratos, oscilan desde 300 INR (6 USD) el trayecto corto de bus hasta 1400 INR (25 USD) el trayecto Delhi-Jaisalmer en tren nocturno, por poner un ejemplo. Éste último ha sido el precio más alto pagado.

- Entradas. La norma es pagar 250 INR (5 USD) por cualquier entrada. Es el precio que establece el gobierno para el turista. ¿La excepción? El Taj Mahal a 750 INR (15 USD).

- Los gastos personales son mínimos. Agua a 15 INR o lavandería a 10-15 INR por prenda son algún ejemplo.

En resumen, no es una locura establecer un presupuesto diario de 25 USD por persona para todos los gastos. Cuando hablamos de gastos, nunca incluimos ni alcohol, ni tabaco, ni compras extras, puesto que, sobretodo el alcohol, acostumbra a encarecer los viajes. Con este presupuesto se puede hacer todo lo que se tiene previsto sin perderse nada pero sin grandes lujos.

Algo imprescindible para el viaje será algún medicamento para problemas estomacales. Antidiarreico, laxante y antibióticos va a ser importante tenerlos siempre disponibles porque la comida puede jugar malas pasadas e incluso llegar a tener fiebres altas. Lo contamos por experiencia. En este caso, los medicamentos nos son una opción!


Un tópico enorme: La India o la amas o la odias. En nuestro caso es una mezcla de los dos sentimientos. Una vez de regreso recordamos la experiencia como maravillosa y no vemos el momento de volver para descubrir otras zonas de este increíble país. Por otro lado, durante el viaje hemos vivido momentos realmente malos, ya sea por la intensidad de algunas escenas, el agobio que provoca tantísima gente o la constante lucha por evitar ser estafados. Estoy seguro de que no somos los únicos a quienes nos han dado ganas de salir corriendo en algún momento. El país es estresante, precisamente por esa multitud de gente que hay a todas horas en cualquier lugar y, además, porque creo que no hay lugar en el mundo donde te sientas más "dolar con patas" como en India. Pero también es cierto que todas estas sensaciones hacen del viaje algo único e inolvidable. Por todo esto creo que el tópico es falso. India genera amor y odio al mismo tiempo, dependiendo de la situación.


Quizás esto también suene a tópico pero, en mi caso lo creo cierto. Creo que India no es un país para hacer turismo alegremente. Me explico. La cantidad de sensaciones que se experimenta es tan grande y tan intensa que creo que hay que estar mínimamente preparado para el viaje. En India se viven y se sienten cosas que no se repiten en ningún otro lugar del mundo y eso deja huella. Tanto es así que hemos llegado a ver viajeros en Varanasi llorando precisamente por la intensidad de las imágenes. Teniendo claro este punto e intentando asumir todo lo que pasa como parte de una cultura milenaria y de una tradición religiosa inmensa, disfrutarás de un viaje que te marcará para siempre.

Por último, me gustaría referirme al tema de la seguridad. Es cierto que India no es un país inseguro. Todo lo contrario. La amabilidad de su gente contrasta con la primera impresión que te dan, principalmente por sus rasgos duros y serios. Solo tienes que dibujar una sonrisa para darte cuenta de lo dispuestos que están a ayudarte en todo. De todas formas, hay zonas que no transmiten esa seguridad en absoluto. Ciertas zonas de Agra, Jaipur y, sobretodo, New Delhi dan miedo por la noche y no son nada recomendables. Y no hablo de zonas remotas. Hablo de lugares relativamente céntricos pero que al caer la noche dan una imagen de desolación inmensa. El famoso triángulo de Oro Indio (Delhi, Jaipur, Agra) es el más turístico pero, en mi opinión, el más inseguro. En cuanto sales de esta zona el panorama cambia totalmente.

Podría estar escribiendo líneas y líneas sobre lo mucho que nos ha marcado y enamorado el viaje a India pero creo que no llegaría a expresar lo más mínimo el sentimiento real. Además, lo básico ya está explicado.

En próximos posts explicaremos con más detalle cada etapa del viaje.

¿Te ha parecido interesante? Déjanos tus comentarios y no olvides compartirnos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada